Habitación desordenada

A la media noche
todas las voces callan,
me encuentro solo, contigo,
con tu espectro en el vacío,
que suspira la verdad;
que mi esencia es tu ausencia.

La única voz que no se calla
es la tristeza del mañana,
del fantasma que batalla,
con los ojos desvelados,
en un tiempo que no acaba,
habitación de espíritus cansados.

Soñando en corredores, laberintos,
sin puertas ni ventanas,
mi cuerpo es el recinto
de las almas olvidadas,
sólo a través de tus ojos
conocerán mi alma.

2+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas