Gran amiga

¡Qué gran desconocida!
Querida y dulce amiga.
No siempre eres correspondida
aunque estés a nuestro lado,
a lo largo de la vida.
Por favor, no estés triste.
No importa la popularidad,
perdona nuestro despiste.
Sólo nos dejamos llevar
sin pararnos a pensar
en lo importante de la vida.
Hemos perdido la guía que
nos lleve a la senda,
ahora ya pérdida,
para recuperar la vista
que de nuevo nos permita
saborear tu sonrisa,
tu mirada limpia,
tus palabras vivas,
disfrutar de la vida.
Tú eres la mejor amiga,
sin tener ninguna manía,
siempre tienes compañía.

1+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas