Cuál hermosa llamarada de sol eres, con tu llamativo color y tú figura, con tu corona dorada, eres majestuoso girasol.

Tenerte en las manos es como si estuviera cargando, en la palma de mi mano, un pequeño sol.

Flor de color brillante y tamaño imponente, que crece tan alto con la intención de tocar a su igual en el cielo.

La flor más grande del monte, del camino del labriego, la flor que brilla en el día y en la noche serena duerme tranquila.

La flor del sol, la flor que gusta a la mas bella de todas.

0