Fusión

Lucero de luna, adviertes su presencia.
Sumergida en las entrañas del sueño
abrazo el idílico Valls y sello sentencia.
¡Pardiez!, pierdo noción, jamás seré dueño
del aura que sugiere deseo y delinea pasión.

El empirismo de nuevo suscita codicia.
Las palabras fusionadas en mis entrañas
no conciben voluntad, no caminan, no viven, no respiran,
no han nacido, no han sido engendradas, y ahora yacen muertas, inertes,
vivas en horonda locura. El verde las mantiene,
mas el destello de la estrella las deshace…
¡Da a luz! ¿No ves que estoy sangrando amor? Procrea colmados vocablos
que acaricien el sueño y asesinen a la demencia,
que envenenen a las tapias y rendidas borden un puente aliado.

Entonces cabalgarán ellas hacia mí,
besarán mis entrañas, libres de locura.
Reales, real, al fin murió la ficción.
Y ahí nuestros besos, inmersos en la palpable noche,
perdidos en un poema.

0

Related Articles

Te sueño.

Se alteraron mis entrañas escuchar que me adoraban crecí exponencialmente en mi universo estalló mi débil compostura. Luego soñé, como siempre atardeceres violáceos expectantes besos…

Responses

Ir a la barra de herramientas