Fraternal

Suena perfecto, una vida buena
y en defecto, el afecto a mi colmena,
no tener nada concreto, ni mirar la vida ajena,
pues yo mismo me completo y aprendo una cosa nueva

No quiero ningún decreto, nada que yo leyera,
aunque estoy lleno de secretos, no doy el cante afuera,
a nadie falto el respeto, y en ningún momento lo quisiera,
pues romper lo que prometo rompería mi vida entera

Amaría a quien me amase, sin apenas entender,
que el querer y qué ofrecer fueron primeros,
otorgaría a quien me diese el placer
de volver a nacer, y sentirme tan ligero

Recordaría a quien olvidase que tener
poder y no saber qué hacer, haría en él un agujero,
y moriría sin que recordase que debía que temer
por no aprender que el amor y la amistad primaban sobre el dinero.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas