Frágil y temeroso.

Como la luna desnuda en el firmamento
son las preguntas y dudas de quién soy yo,
algunas lagunas en mis pensamientos
que abruman mis suaves suspiros y cortan mi voz

Noches de hambruna de conocimiento,
ayuna el alma de aquel que olvidó
alguna penuria que en vida fue su lamento,
lujuria hechizante que a la muerte éste se llevó

Así como morimos en cualquier momento
asimismo la lluvia en el Edén cesó
dejando la tierra sin reconocimiento
al nacer de los ríos al crecer de una flor

Soy yo, eres tú y es el tormento
diciéndole a todos que no,
mas una mano te ofrece arrepentimiento
y otra te quita las penas y sana el dolor.

0

Related Articles

Responses