El amor celestial
florece en la mirada intensamente
y se profundiza en el corazón firmemente
como un cielo celestial.

Como las flores celestiales,
que aparecen en el parque,
rociadas sus corazones,
de radiantes luces.

0