Flores

En el fondo del mar,
un prisma de brisa
sobre el altar,
las hojas de sangre
son reflejos inicuos,
hilos de seda y carne,

poco les queda;
palabras al aire,

la sombra se eleva,
hay lumbre sobre mi tumba,
y sobre mis manos
la lluvia se subleva,

grito, no vienes
vives en Nubia,
por que no vienes
a besar mis sienes?,

si yo te busqué encendida,
cariatide benigna,
aunque el tiempo me lo impida
besaré tu carótida felina.

los templos se iluminan
se difunden los rumores,
de espectros en las ruinas,
y entonces huelo a flores,

veo la fortuna,
con la arena de una playa,
mojándote los pies,
al otro lado del puente
está quizá la luna.

piso fuerte,
piso con fe,
voy al revés,
poco a poco hacia la locura.

+3

Related Articles

Responses