Flecha rota

Mirad mis pies cansados,
sobre fuego he caminado,
siguiendo al pequeño enamorado angel,
rogando y suplicándo seas herida, tú, mujer de mis sueños
tú, mi amada pérdida
Herida por su certero arco de cupido,
si, rogando y suplicándo le seguía,
y compadesiendoce de mi,
miró hacia abajo y me dijo:
¡ya lo he intentado!,y fallé,
arrojándome una flecha con su mano,
la cual había Sido rota,
en tu corazón.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas