Figura algodonal

Una nube gris andante
se cierne sobre mis pensamientos,
ella, húmeda y agonizante
amenaza de desprenderse de todos sus cimientos.

En su estéril deseo de aferrarse
a la vaporosa vida que la mantiene,
afanosa y pesada trata de agarrarse
del aire, de la nada, o de aquello que la sostiene.

En un mover no eterno
va en su agónico viaje,
viaje de humedal interno
vestida con vaporoso ataviaje.

Ahora, presintiendo su húmedo final
se acerca muy despacio hacia nosotros,
como escogiendo aquel lugar fatal
donde desgajarse ante nosotros poco a poco.

De unos lugares se aleja
y a otros lugares se acerca,
en los primeros el frescor deja
y en los segundos, dejarlo es su meta.

Era blanca y algodonosa,
ahora gris es su vestir,
de aquella almohada vaporosa
solo hay vestigios de otro vivir.

De gris vestida y blancos matices
la plétora nube se apresta ya,
a desgranar sus húmedos granos en nuestras narices
mientras acabando su vida va.

Con lagrimas sin ojos
y gotas de sudor sin piel,
ahora derrama a su antojo
a natura, su rica miel.

Y cuando se derrama en el camposanto escogido
en ese, su glorioso y húmedo final,
apenas comienza a fecundar lo no nacido,
lo que con vapores será…una nueva figura algodonal!

Rafael Puello
Barranquilla – Colombia.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas