Fiel compañero

Cualquier momento es bueno
muy fiel compañero.
Siempre estás atento
al fallo y al desperfecto,
para entrar bien dentro.
Sabes que estarás contento
en algún recoveco.
Igual encuentras alimento
y permaneces risueño.
Te vas haciendo el dueño,
y en mí crece el desasosiego.
Más compañeros hay dentro,
vagando muy muy perplejos.
¡Cómo puede pasar esto!
Y yo escucho su lamento,
y entonces mi pensamiento
descubre lo que has hecho.
Y se queda junto a ellos.
Y tú solo, sales de aburrimiento.
Cualquier momento es bueno,
ya sabes, para entrar dentro.

Related Articles

Espero volverte a ver! Ese día mire el cielo y me pregunté ¿qué estarás haciendo?, ¿qué estarás mirando?, pensando?, o si acaso, ¿estás ahí? Ninguna…

Responses