19.
Una noche eterna,
con música de fondo,
y la luna de frente.
Con la brisa de febrero,
que me corta la piel,
y me recuerda a tus labios de miel.

19.
Lágrimas en el papel,
derramadas por doquier.
Pero prefiero que sean mías;
a ti no te quiero ver llover.

19.
Un año después,
sin tus ojos,
sin tus besos,
sin nada en que creer.
Sin tus manos dibujando en mi espalda,
sin mis labios sonriendo al ras de tu piel.

19.
Una noche,
que no parece dejar de doler.