Ezis y Elpis.

Los demonios estuvieron aquí
una vez más se intentaron apoderar de mí
mi conciencia por suerte no me traiciona
no puedo decir lo mismo de mi persona.

Amargo sabor tiene el vacío
Aún así es más plácido que el falso destino
seguiré luchando hasta vencerme
Seguiré debatiendo si he de quererme.

Ni yo mismo llego a un punto medio…

La charla se hace larga y con ella la razón
No hace falta vino para romper un corazón
Bienvenido al infierno, dije entre desesperación.
Por suerte era otra pesadilla aún no acaba mi canción.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas