Me has obligado sin pretenderlo.
Solas las horas pasaron.
¿No era obvio?, debí suponerlo.
Lo dice el tiempo, lo predijeron.

Y ahora, debo ser fuerte.
Me ha tocado la oportunidad.
No tenía sentido, no hubo suerte.
Lo intenté, por tercera vez, ahora no podré verte.
Vuelvo a mi mente, el lugar retorna oscuridad.

Si sirvió escribir mil y un palabras,
¿por qué no veo sus frutos?,
¿acaso poder perdieron? Son raras,
… Y sigo consiguiéndolo, un momento.
Y aquel libro vuelve al punto final,
enseñándome que el espejo estaba ahí.

No son tan fuertes las palabras,
mucho menos las personas.
Debí esperar una flecha de tiempo.
Debí imaginar como lo haría.
Pero lo hizo, y afrontarlo es el ahora.

Desperté tarde, desperté hoy.
Y por primera vez no fue suficiente,
la experiencia se vio mas pobre,
y el valor salio a relucir su tono escarlata.

Evolución para la pasión.
No te equivoques, me has herido.
Sonar mis emociones una vez mas.
Te lloré, me decepcioné, por saber.
Saber que tu también olvidas,
también encuentras a alguien nuevo.
Y la realidad se distorsiona…

Ojala sea verdad, el mal ya fue hecho.
Ojala tu humanes haya acertado,
Y no confundir por lo que pudo ser.
Ya nos diste el mal.