ETERNO RETORNO

Eterno retorno que se reproduce,
Una vez más se enscienden las luces
Momento de transición,
Entre lo anterior y lo ulterior.

Nacimiento desbordado,
Ensciende de nuevo su luz,
Que con un canto
Con voz de llanto,

Olvida su último recuerdo,
Producto de un nuevo velo,
Imposible mirar atrás
Sendero que de nuevo alzas.

Delante, una nueva sensación,
Momento único de transición,
Canto sonoro, manifiesto de la eventualidad,
Allí, una vez más, uno comienza a navegar,

No hay camino atrás,
El eterno retorno, acaba de comenzar,
Nuevo comienzo, con cada paso que se da,
Vientre que empuja, un nuevo despertar,

Misterioso camino, campo protegido
En un manto de anhelo y cariño,
Flor nutrida que crece y crece,
Conciencia que se tiene,

Disfrazada de libre albedrío,
Eterno retorno que se reproduce,
Navegando uno de nuevo por el caudaloso río,
Horizonte que de frente de nuevo luce.

Navengando en aguas nuevas,
Así es como uno va,
Andando por delante,
Sin poder mirar atrás.

Cambio es lo único continuo,
Impermanencia o la arbitrariedad,
Figuras que acompañan, como sombra al caminar,
Antídoto en conciencia o fuerza de voluntad.

Libertad que lucha y lucha,
Contra aquella misteriosa circunstancialidad,
Enfrentamiento furtivo que hay que colmar,
Para esta vida, llevarla en paz.

Camino andante,
Eterno despertar.
Todo tal vez ya fue escrito,
En aquel presunto juicio,

Donde el tiempo no existió,
Así uno avanza, luchando contra la fatalidad,
Arma que uno abraza, llamándola libertad,
No hay camino cierto y seguro,

Cada paso, cada ciclo, impregnándose de lo incierto,
Sin embargo, cuando uno mira hacia atrás,
La rectitud parece describir aquel andar,
Misterio que oculta nuestro final.

Eterno retorno, pronto comenzará.
Lo importante es el aquí,
Así que una vez más,
Comencemos a vivir.

Tinta que describe,
Curiosa ilusión,
No importa entonces, solo vive,
Lo único importante es hoy.

Es un hecho lo palpable,
Como lo es este nuevo vivir,
Sin miedo a que se acabe,
Que el eterno retorno ha de seguir.

No hay inicio ni final,
Solo un nuevo despertar,
Olvidémos pues aquel destino fatal
Y comencemos de nuevo a amar.

No hay placer que mas abrace,
El hecho de tener una nueva oprotunidad,
Así, que esta vida que hoy nace,
Que aprenda una vez más a amar.

+1

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas