Mirame como si fuera la ultima vez, estoy arruinado, devastado por la marea de la vida, enseñame una palabra de amor que hoy no tengo ganas de vivir corazón, amor virginal, desata mis venas ciegas, que hoy no ha venido a mi la fe errante que sigue al hombre como una gloria inalcanzable, enseñame a rezar tu cuerpo, a soñar tus pétalos de cenizas, dame esperanza señor del viento, del humo de mi cigarrillo, estoy anclado en el sillón de mis anhelos, guerrillero soy sin armas solo con alas de acero que jamás se quedaran calladas en el aire diseminado, pulverisado, en el polvo viejo de nuestros ancestros que nos cuidan con una lanza de flores, dame una alegría de carne, de paz, de amor quemado que me enseñe a volar por donde jamás he volado.

0