ESPINAS

Que se escuchen mis lamentos,
Mientras tu recuerdo yace…
En el fondo de mi alma
Cómo espina en los rosales.

Sin duda alguna te quiero,
Te lo juro más que a nadie,
Pues tu espina se ha clavado
En mi corazón “impenetrable”

Cuál sol en verano,
Cuál fogata en invierno,
Al recordar tu fuego,
Se me escapa el aliento

¿Por qué te fuiste?
Le pregunto al aire, que insípido responde
“Que dolor tan grande”;
yo, día a día formaré nuevos mares
pues el corazón recuerda
A quien amó como a nadie.

-Zeus Rmz

0