Escándalo.

Me invitó a ser un rayo de sol en busca de alguna ventana
y quise decirle que mis sueños son hijos de un náufrago
tal vez de algún fracaso
Me invitó a ser una casualidad en busca de algún menguante
y yo le creí con ese amor
que ni huye ni se refugia en convenientes olvidos
Me invitó a perderme y volvernos a encontrar
Y desde ese entonces vivo sometido por un adiós
que me obliga a dar tumbos como una charanga enferma de nostalgia
Me invitó a ser desembocadura en busca del diluvio
Y quise decirle que soy ese antiguo impulso para mañana
Tal vez hasta fragmentada pieza de un amargo rompecabezas
Me invitó a ser la soledad en busca de alguna saliva
Y desde entonces la inconformidad
es la gustosa perversión de las esperanzas.

Related Articles

Responses