Es mi alma quien te extraña

Inerte donde me dejaste con la devastadora noticia de tu ausencia, pinto cuadros de recuerdos, y mi soledad es la consejera, no es la mejor…

Mi mente agoniza con los diferentes escenarios del porque, justifica tus palabras tratando de pensar que merezco ese castigo.

Me estoy ahogando en las lágrimas que cultive, inmerso en este mar de soledad, donde solamente la muerte me seduce…

Me quedé en el café de tus ojos sin ver que ya no soy a quien miras, en tu sonrisa sin ver que ya no soy yo el motivo, en tus caricias cuando ni siquiera tu mano me roza, me quedé amando solo y navegando en recuerdos que ahora evidentemente son fantasias, sentimientos irracionales, intangibles.

No, es la repuesta rotunda a mis sentimientos y tu desprecio lo que me flagela, traspaso mi dignidad con la lanza de tu indiferencia y mi amor se alimenta de las gotas de cianuro que bromeabamos.

Ahora solo queda un punto y coma como recordatorio para aceptar la realidad, con la esperanza que el siguiente día tendra un mejor amanecer.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas