Mientras más inteligente se vuelve
A su vez más tonto también
Porque cuando la curiosidad lo envuelve
Se percata que nada está bien
Y que cuando tu mente trabaja a cien
El secreto que busca se disuelve.
Como cuando sientes una punzada en la sien,
Cuando ningún misterio se resuelve…

Así se siente este momento,
Cuando el impulso te enamora.
El fuego helado arde por dentro,
Y tu alma fría se enciende sin demora…

Hoy veo la luna llena,
Con su luz soberbia que hasta la sombra alumbra
Aunque no sea propia de ella,
Aun así a todo ser deslumbra;
Porque es tan elegante, tan bella,
Como cuando me iluminaste: a mí y a mi penumbra.
Y haces que a tu pasión sucumba,
Con tu aliento de vida que a mis labios destella.
¿Cómo termina la historia? No sé si tiene un final
Ya al principio fui devorado por tu manso corazón
Y sólo sé que tu amor es una curación letal
Que durará un simple y fugaz eón…

Qué significa esto, muchos se preguntarán,
Eso no importa, son pensamientos diversos,
Que todos con esperanza leerán,
Para seguir sus sueños con dulces versos,
Entonces las almas puras del mundo escucharán,
Las rimas y la inspiración, de este y los demás universos…

Cuando sienten que aumenta la fiebre del intelecto
Se rodean de legibles mentes,
Para seguir un sendero recto
Y descubrir los misterios latentes,
Cumplir tu sueño, como el mío… mi más grande proyecto,
Confía en mí y deja que te lleve por el camino demente,
Sin temor, sólo sigamos de frente
Hasta llegar al final del túnel y encontrar el decreto
Donde se esconde el fantasma prudente
Y dirá con resignación su más grande secreto.