No sé puede decir todo lo que se siente,
No sé puede mentir cada vez que se quiere.
Acaso todo tiene que ser como el mundo lo requiere,
Pero hoy voy a hablar sin que mi boca yo cierre..

¡Me duele! ¡No! Estoy mintiendo, no me duele;
Pero siento que algo dentro de mí se muere,
Siento muchas ganas de verla, me desvelo cada que pienso en ella,
Me entristece saber que no la tengo, ya que mi amor le pertenece,
Nadie más se lo merece pero ya no le interesa..

Como el guerrero cuando se la lanza a la batalla,
Pelea con todas sus fuerzas porque quiero volver a ver a ser que ama;
No sé rendirá fácilmente, pues sabe que si vive, vivirá para verla,
Pero si muere, ¡Morirá! Pero no antes de luchar con la esperanza de volverla a besar..

Pero aún el guerrero sabe que después de esa gran batalla,
Dónde su vida era el botín, y su recompensa su amada.
Comprende el que a de verce vivo o muerto

Pero mi vida es una constante tortura,
Ya que sonrió cada vez que me llega un recuerdo,
Porque se que nunca más será mía,
Porque se que no podre verla reír de nuevo..

¿Reír? Ella reía, como ríe la flor cuando ve la primavera,
Se iluminaban sus ojos, era bello ver cómo inclinaba su rostro;
¿Cómo olvidar? Si aún la veo en mis noches de soledad,
Aún la percibo cuando paso por lugares donde solíamos posar..

Era bella, muy bella, demaciado bella..
¡Miento! Aún es bella, pero ya no ríe con mi presencia,
Sus ojos ya no se alumbran como el sol después de una tormenta,
Algo cambio en ella, ahora solo sonreí por no llorar,
Y que su fuerza quedé expuesta a los malos de este mundo que no la comprénderan..

Se que nunca más sera mia, pero yo aún la amó,
Se que aún puedo seguir intentando, pero será en vano,
En ella se apago toda esperanza de seguir amando,
Pero que diablos, yo seguiré aquí aún esperando..

0