Ojalá pudiera lograr
Con ese corte transversal de tu rostro
Un asunto de altísima intelectualidad,
Para inquietar a los pensadores…

Ojalá pudiera lograr
Con ese corte cenital de tu frente
Un asunto de estética suprema,
Para inquietar a los artistas…

Ojalá pudiera lograr
Con ese corte horizontal de tu cráneo
Un asunto de honda sensibilidad,
Para inquietar a los poetas

Ojalá pudiera lograr
Con ese corte sangrante de tu corazón,
Un asunto de extrema indiscreción,
Para inquietar mi alma…

Ojalá pudiera
Amarte, ganarte, perderte…
¡Y mantener la calma!