Camina el viejo

descalzo, como su perro.

Saben que van juntos

en el camino,

ambos solos,

ambos viejos.

Se acarician con los ojos,

sospechan que después

ya no habrá nada,

que quizás lo vivido

fue bastante.

0