Elegía a Salvador Allende

Salvador Allende, tu sueño aun late en el aire de nuestros cielos latinoamericanos, tus valores son la carne, el silencio, la virtud de nuestras almas encadenadas, si sueñas en nuestra tierra renace tu nombre, la gloria de tus palabras que fueran mas fuertes que las
balas de los opresores, no hay bala de cañón que ciegue para siempre el viento de la esperanza, hiciste que nuestras manos se ataran como eslabones, tu hambre fue nuestra también, tus suspiros, tu comida, tu casa fue la nuestra también, si hablamos de ti en nuestros tiempos es que aun la piel de la conciencia social no ha cambiado, no basta un poema, una canción, falta una revolución que inicie con la voz de tu justicia y se llegue al poder sin levantar una sola arma, por que tu fuiste paz, integridad del hombre valiente, aun anhelamos que regresen tus ideales, el hombre muere pero los ideales jamas fallecen, eso fuiste la palabra de la libertad, de la revolución, las manos del obrero, el machete del campesino, eras el hombre de la voluntad imperial que tu voz a pesar de los años no ha callado, descansa en nuestras almas apagadas que despertaran con tu espíritu de guerrillero de la palabra, de la paz y la justicia revolucionaria.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas