EL VISITANTE

Anoche visite tu cama, en una noche helada
De tu soledad te cubrí y arrope con mi mirada
Tu rostro bello, reflejaba plenitud por tu jornada
Soñabas quizás con tus hijos y sus metas anheladas

Observe allí, en tus cosas, tu esfuerzo y tu lucha diaria
Al acercarme sentí deseos de abrazar tus esperanzas
Pero me di cuenta, que quizás no seré yo quien feliz te haga
Un profundo suspiro desgarro mi existencia solitaria

Ya se acerca el alba y te despertaras esta mañana
Tendré que marchar, dejando esta noche mágica
nunca sabrás que estuve allí en tu morada
Que con mi pensamiento noble enlacé tu alma

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas