El tiempo pasa a ser líquido, deja de ser propio,
Ya no se percibe, no se siente, simplemente es un recuerdo de aquella risa que algún día fue..
Como el agua de río que va y no vuelve,
Como aquella vez que lo miraste y el tiempo si se detuvo y las mariposas todavia se sentían,
Como aquel domingo que no se terminaba aún cuando la luna asomaba,
Como aquel plato que saboreabas seguido de tus ojos en el y la seguridad de una noche larga que terminaría en amor de dos,
Todo en la vida de tres se vuelve líquido, nada es lo que parece, nada es eterno, todo se vuelve etéreo.

0