Andando sobre hojas muertas de otoño,
en la espera de la muerte en Diciembre,
cuando me barren las hojas que piso,
al caminar errante para siempre.

Triste estancia en la oscuridad más negra,
macerado por la lluvia del cielo,
tanto jodido por la vida perra,
que moribundo me duermo en el suelo.

Dormir el sueño último que es morir,
muerte que no crees que está sufriendo,
mientras es el dolor más duro en vida,
la vida que de tu cuerpo está huyendo.