El olvido del maestro

De otro, será de otro, como antes de mis besos

Su voz, su cuerpo claro, sus ojos infinitos

eso escribió el maestro obviando lo más importante, el tiempo

del tiempo sin sus manos, sin su almendra y el trigo

obviando el sin sentido de la vida sin ella

obvió como recorrer el largo camino para encontrarla y perderla nuevamente

se olvidó que habría sido mejor no haberlo recorrido

no quedan fuerzas, ni tiempo, para comentar los olvidos del maestro

lo único que me queda es únicamente para ella, aunque yo tampoco la tenga

quiero decirle lo que nunca pude, mirar sus ojos cuando debía

soñar que ella sintiera todo lo que sentí

¿ cómo explicarle al camino por que lo recorrí ?

¿ cómo hacerle entender al trigo o la almendra como han cambiado mi ser?

en la mundana rutina está la esencia de todo ser

a cuentas con la vida, después de tanto darme, solo queda el agradecimiento

aunque nunca sepa a quien debo mirar a los ojos para hacerlo

después de todo, solo me queda darle las gracias a ella y a las últimas palabras que le escribo

tú has sido mi camino, mis manos y todo lo que unas pobres palabras puedan alcanzarte.

 

Related Articles

Responses