¿Cuántos rosales plantaste?
¿cuánto te espinaste, cual
color te enloqueció más?
jardinero triste, que llevas
colores a jardines mustios,
y haces reverdecer las
tierras más áridas, con tus
gruesas y ásperas manos,
acaricias la tierra buscando
encontrar la flor perfecta,
el placer de verla crecer,
de multiplicarse, la magia
de verle perder sus flores
y encontrarlas nuevamente,
frescas y alegres, soles más
tarde.
¿entonces, porque caminas
triste, con tu pala al hombro,
buscando tierras secas donde
poner tus manos fértiles?.
que dolor te atormenta, que
nunca estas sonriente,
puedes darle color a parajes
insípidos, pero no puedes
sembrar alegrías en tu corazón,
que contradicción, que pena
más grande, solo tú sabes
las lamentaciones de tu alma,
y el secreto mineral de tus lágrimas,
que riegan los silenciosos
huertos.
Andrés de lua