El día tiene tres fases:
mañana, tarde y noche,
y si tú las quieres saber
el poema tienes que atender.

Por la mañana sale el sol
lleno de luz y color,
con una pizca de alegría
para animar el nuevo día.

Por la tarde merendamos,
y los niños jugamos,
y después de merendar
volvemos a jugar.

Ya por la noche,
todos a dormir,
porque llegan las doce,
y el poema hay que repetir.

0