Sé que he llegado tarde, sé que tus besos ya son de alguien, iré preparando el equipaje para salir de tu vida.

Que injusto es todo esto, somos el uno para el otro, el tal para cual, la casualidad nos juntó y hoy el destino nos separa.

¡Que fallida historia de amor que nunca se dio! Aunque el problema no es de los dos, si no del maldito tiempo que nos unió cuando nuestras vidas ya estaban ocupadas.