A catorce días de rememorar tres años,
hubiere un post mas, cerraré por completo mi sentir.
Supongo, como todos nosotros, querremos abrazarnos.
Tomar fotos y despedir un colegio con tan ciertas causas,
y tal significantes errores, como un todo.
Seguiremos como estudiantes, del acervo aprenderemos.
Algunos quedarán por deber pendientes con sigo mismo.
Otros, si bien les va, aprenderán a aprender.
Pero, así debe ser, pues somos una comunidad.
No llegamos solos, y nos iremos juntos.
A mis compañeros, amigos, profesores, les debo esto.
A mis buenas decisiones, corresponden mis conocimientos.
Mis errores, al presente escrito.
Como comer una manzana dentro del aula.
No soy yo quien establece las normas, pero debo preguntarme
¿Por qué seguirlas? Si quien admiraba, desacató una de ellas.
No pelee por un lugar en donde sabría que dolería ojeras.
No lo haré por un momento de angustia, ahora.
Podemos, invitado siempre está, debatir con su prójimo.
A mencionar causas injustas, y cobrar una calificación.
Explicar valores, sentimientos y emociones.
Debemos denotar su valentía, cómo no.
Ya demostró no ser convencional, a quién le importó.
Sólo leí de lo mal que la pasarán. No hay Noel Carrol que
preservaran. No hay sentimientos que lamentaran.
De qué sirvió herir un alumno, si hirió a dos.
Mostrase indignación, fue lo único que provocó.
Hermoso Colegio, conserva su latente hedor.
Una chica hablando del dolor, con el dolor.
Soy yo, quien quiere justicia, y le exclamó a Anteo.
Me esperé a que nadie viera más allá de sus narices,
compañeros doblegados por un diez.
Perdón, me equivoqué, temen por el poder quien posee suyo.
Ah, pero esto le teme a su imagen. A su teoría de la imitación.
Creeré y respetará lo que quiera creer.
Mis compañeros mofarán entre risas y murmullos.
No tiene sentido lo que ahora escribo.
Pero lo intento, aunque asegure pasar y se olviden todos de esto.
No lo hago por quedar bien, nadie le importa.
No lo hago por mencionar su bondad, ya tiene suficiente.
Mi fin es abogar por la causa que me mata.
Mi cara es esta, y presunta el apoyo que brindo.
Confío que sirvió de algo abrir hilo tras hilo,
pero deje de confiar del filósofo que estimo.
Compartimos la decepción, no la derrota,
y nuestra voluntad aquí yace junto al cobarde.

0