El amor siempre rodeado del olvido
avanza a lo largo de las trampas
con piel de gato cuando en realidad tiene piel de lobo,
disfrazado para así lograr pasa desapercibido
y que todas sus heridas no salgan a la luz