Echo de menos tu voz que me despertaba por la mañana,
Me despertaba mejor que miles de golondrinas,
La echo de menos cuando vienen los momentos de silencio
Y la inmensa tristeza cubre mi corazón.
Echo de menos tus ojos,
Y todavía los llevo en mi alma
Como el mejor cuadro
En la pared colgado.
Echo de menos tus manos
Que me subían a la cima del mundo,
Las echo tanto de menos
Que ahora ningunas me parecen tan perfectas.
Echo de menos soñar contigo,
Discutir si el Real o Barcelona es mejor,
Ya sabes que mi ser cambiaría de equipo
Para volver a tenerte cerca.
Ya sabes que mi corazón seguía los ritmos de las canciones
Que a ti te gustaban,
Ya sabes que mis amaneceres tenían color de tu sonrisa,
Ya sabes que te sigo esperando en la misma esquina donde un día nos hemos separado,
Y que la esperanza que un día volverás es lo único que me hace sentir viva.
Echo de menos tus tonterías, tu olor,
De tus ojitos el color,
Y después de todo, yo todavía tengo el valor
De soñar que estás conmigo.
Otra vez, echo de menos tu voz
Que sonaba como el mejor poema,
La sigo oyendo en las horas de silencio
Cuando el llanto rompe el brillo de tu gema.

0