Dos caminos luego de sufrir violencia

Los conflictos armados,
un problema que viene desde nuestra historia
que nos arrebata a nuestros amados
sin fin y que es de día a día.

Miles de familias aterrorizadas,
personas pidiendo clemencia
que sin hacer nada malo temen por sus vidas
solo piden paz y armonía.

Así se forman pequeñas historias,
llenas de tristeza y dolor,
ciudadanos que pierden toda su energía
otros que quieren luchar por su dolor.

En las calles solo se escuchan disparos,
el olor de la muerte que llega a las casas,
jóvenes que son violados
y ruido de los cuerpos que caen en fosas.

Otras familias que son desplazadas
en búsqueda de oportunidades en ciudades
y a la vez perdidos en sus almas
llenos de inquietudes.

Los gobiernos llenos de corrupción,
las personas humildes no son de su importancia,
solo buscan dinero para su emoción
que dejan almas llenas de melancolía.

Así es la realidad,
llena de injusticia ,
sin accesibilidad,
sin alegría.

Solo ideologías
que separa personas,
llenas de fantasía
que deja vidas oscuras.

Así que,
¿Por qué no nos unimos a la lucha?
fuerzas busque
para ayudar en la marcha.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas