A veces quisiera explotar, que todo el mundo conozca mi llanto,
muchas veces quisiera desaparecer, puede que suene muy fuerte,
solo quiero sentir dejar de existir por un rato, me da miedo la muerte,
no quiero perecer, busco solo una pausa, no conocer el final de este canto.

Mis pesadillas me persiguen de día, no las puedo evitar,
pero no quiero que se baje el telón, no quiero dejar de soñar.
Muchas veces me quiebro, y cada vez soy mas frágil,
tengo que ser fuerte, lo se, pero no es nada fácil.

Me siento navegando solo, en un océano sin fin con destino a la nada,
un océano del cual no puedo escapar, cuando me deja solo la manada.
Perdí esas conexiones con los demás, que me ayudaban a mantenerme,
pero se que puedo seguir adelante y me basta con quererme.

Tengo gente que me apoya, que me da fuerza para estar de pie,
y gente cercana que no me presta atención también.
Pero cuando las espinas llegan al cuello uno se da cuenta quienes son reales
Al final del día, apoyarse en aquellos que te quieren es lo que vale.

0