Divina, Oscura Crisálida (Tomaría Mi Caída Libre).

El Prisma adornado de reflejos etéreos,
difiere, invierte visiones intrigantes. Noches oscuras,
cuando rodeado de sombras imita soñar tornados orgullosos.
Llama (¡insensato!) a la muerte «poder infinito». Agotados
mares inmaculados, alguien lamenta mirar el agua.
Mientras arriba rezan incrédulos asustados, hay
rostros ungidos en gracia. Desde la altura proviene
otro revelador: nuevos ojos sagrados, oídos tristes,
risas ofuscadas en silencio.

Related Articles

Orgial

Gárgola oscura que, libre, anda por los aires, porque alguien deseó demasiado y ahora reza agotado y con locura. Intentabas liberar el alma hallando laberintos…

Responses