Cuando la luna aparece en la claridad de la noche,

apareces con tu luz alumbrando mi pensamiento,

que alborotado por ti se inclina hacia el cielo,

hacia la majestad que un día entró en el corazón.

 

Ahora los días son largos en esta aún primavera,

que marcara con un sello mi historia,

historia que lleva tu nombre en cada verso,

en cada mañana resplandeciente que apareces en mis pensamientos.

 

Eres la guia hacia la deidad poética de mi corazón,

eres como el alba que raya sonriente,

en cada momento de mi vida,

estás tan dentro de mí.

 

Jamás imaginé que mi imaginación fluyera libremente,

siguiendo el río de palabras hacia tu horizonte,

que esquivamente miro aún por la lejanía,

de dos corazones que viven en ds mundos distintos.

 

Guardo el secreto de este mar de sentimientos,

como el tesoro mas preciado de la naturaleza,

y cuidare de solo mostrártelo a ti,

en razón de lealtad hacia una musa como tu.

 

He recorrido el lenguaje corto de miles de palabras,

evoco tu imagen en cada momento,

y hoy en mis sueños aparecistes,

dandole color en el tiempo.

 

Por Qué te aparecistes de la nada,

si estabas en el nivel de la altitud de tu reino,

que no percibe el sentimiento de la comunidad ,

en la ignorancia a mi corazón.

 

Siempre estuve allí tan invisible,

que ni con señales de fuego lograba arrancar un corto saludo,

hecha la casualidad hecha la amistad,

rompio tu ceguera hacia la admiración que evolucionó en cariño hacia tí.

 

Días largos pasarán antes de verte mi luna,

y aunque no sucederá el solsticio de ambos,

llegará un día en que los sueños de confianza,

se plasmarán en tu ser, tu mi angel.