Desolados paramos

Busco aquel extraño entre las calles de mis barrios,
calles solitarias de tormentos y fracasos,
donde el tiempo corre velozmente a contrapasos
y el alma se margina con esos aires zarrios.

Busco entre los olvidados y desvalorados
al que tiende una mano sin pedir intercambio,
y al que pide un abrazo dándote solo a cambio
la bondad, el cariño, la igualdad entre hermanos.

Busco en los rincones de desolados paramos,
miro en el espejo el reflejo mío agobiado,
pienso que no existes y ya me siento cansado,
tal vez nunca encontremos aquello que buscamos.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas