“Desde ese día”

Desde que no estás,
aunque salga el sol
mi día está nublado,
sin ti pierdo sangre
aunque la herida se ha cerrado.

Desde que no estás,
cualquier paisaje hermoso
me encuentra mirando hacia otro lado,
sin ti aún entre risas
mis ojos siguen mojados.

Desde que no estás,
aunque me vean
estoy ausente,
sin ti aún en un río tranquilo
me arrastra su corriente.

Desde que no estás,
aunque el tiempo corra
mi reloj se ha frenado,
sin ti aún en primavera,
mi flor se ha marchitado.

Desde que no estás,
en todas las batallas
resulto derrotado,
sin ti aún en libertad,
me siento encerrado.

Desde que no estás,
soy un rompecabezas,
completo pero desarmado,
sin ti aún con nuevos recuerdos,
me es imposible olvidar el pasado.

Desde que no estás,
descubrí que mi corazón
vive sin latidos,
sin ti aún no puedo,
por favor vuelve conmigo.

C L

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas