DÉJATE LLEVAR

Las campanas en la noche,

suenan como un aviso,

como la realidad toca el timbre,

como todo fluye.

No todo el mundo es mi enemigo,

puedo hablar mal de mi misma frente al espejo,

puedo llorar internamente,

al cabo es mi vida.

A los que veo a lo lejos,

los oigo hablar,

cómo me gustaría que apreciaran…

Más la vida y no tanto lo material…

Me gustaría decirles que cambien,

pero ¿Quién soy yo para decirles que debían cambiar?

¿Quién soy yo para decirles lo correcto e incorrecto?

Quiero creer que el tiempo mismo se encarga de ello,

que simplemente todo se soluciona,

pero para eso hay que estar dispuesto…

A dejarse llevar.

IARA MARÍA VILLEGAS

Related Articles

Responses