Déjame decírtelo en vida

Junto a un “pásame la sal”

Y un “hay que llevar el carro al taller”

Déjame decirte,

Que me has hecho feliz todos estos años

Antes de que un rayo acabe con tu vida o la mía

Déjame murmurarte al oído que me encantan tus brazos

Que eres un mástil al que me aferro con ganas

Yo, potra zaina, tan amante de mi libertad como del encierro de tu abrazo

Déjame decirte, si, que no se me escape el momento,

Entre un «no hemos terminado la declaración de renta” y un “se acabo la tinta de la impresora”

Que te quiero con ahínco y sin medida

Con la certidumbre de que eres lo mas bueno que tengo en la vida

Antes de que nos devore la muerte o me erosione el Alzheimer

O nos extraviemos en la jungla de la rutina

Déjame decirte, que me encanta mi vida contigo.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas