Soñé estar en una obra
Sin saber que mi cama
Era el escenario.
Soñé que me soñaban
Y el rol marital
De la escena se apropiaba.
Soñé que me apuñalaban
Y sin culpa alguna
Porque era parte de su guion.
Y nunca hice la audición
Para ser parte
De mi propia defunción.
Soñé que el director
Del show del terror
Era un antiguo amor
Que reclutaba actores
Para provocarme dolores.
Y yo no podría
Observar el final
De la función,
Porque solo concluiría
Cuando apaguen mis ojos
De mi soma muy lejos
Desperté exaltada,
Pero la cama vacía
Fue una brisa
De aire fresco.
Aunque habían huellas
Impropias de mis dactilares,
Habían objetos de los impostores
En todos los rincones.
Y ella se acercó
Sigilosa susurró:
No eran sueños,
Eran recuerdos…

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS