Debemos esperar
para el abrazo
que nos dábamos,
todo pasará
y volverá
el saludo con las manos.

Debemos esperar
para el beso
que extrañamos,
esto terminará
y regresarán
las risas que nos contagiamos.

Debemos esperar
para estar cerca
sin hacernos daño,
un recuerdo pronto será
y volveremos a sentir el sol,
y otra vez poder juntarnos.

Debemos esperar
para decirnos te quiero
sin la distancia entre nosotros,
la vida vencerá,
lo prohibido será historia,
y cada mensaje dirá:
“me encantó volver a verte”.

C L