Era viernes lo se, pero ya se acababa entonces no quise dejar que el azar te llevara a otro lado, me habia propuesto una tarde contigo sin creerlo siquiera mi propuesta aceptada, era viernes pero no terminaba, algo detubo el avance del tiempo y la transicion de sueño a sabado el imsomnio estorbaba, al fin la mañana avisaba ¡despierta¡ es veintiocho el calendario gritaba, ya el sol a su medio camino ante mi te presentaba, quise entonces ordenar coherencia, a unos sentidos que ya no me pertenecian, era inutil no escucharian eran ajenos a mi vos y cautivos de tus ojos, olias a amanecer en montaña, de esos amaneceres que por años que pasen al cerrar los ojos se reviven, era sabado lo se, el mas hermoso de todos, si porque no termino como otros, aquella tarde mi memoria tatuastes sobre mis labios los tuyos y alli se quedaron, como si aun fuera sabado.

0