De repente se hizo el silencio

Y de repente, se hizo el silencio
A veces tan bueno, a veces tan sano.
El silencio que agrada, que se entiende y se justifica.
A veces tan duro, tan cruel e insano.
Silencio que arranca la fuerza de mis manos.
Silencios bonitos de sabores amargos.
Silencios a gritos de sentimientos de antaño.
Amor en silencio de sentimientos callados,
¿o amor olvidado de recuerdos pasados?
Solo el silencio lo sabe y quien la incertidumbre genera.
El silencio en los encuentros, el silencio adoptado.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas