DE REGRESO A MI PATIO (II)

Volveré en la sed de mi higuera
Inmóvil en el gotear dormido del rocío
Y colmando la vida de las abejas
Detrás de los pasos minúsculos de las hormigas
que caminan su cautela en la palidez de las macetas…

Amaneció el sol tímido entre mis malvones
Regocijado en la vida minúscula de los retoños
El conventillo de gorriones alborota a los geranios,
mientras la mansedumbre de palomas duermen las siestas amarillas…

Esto vale más que un recuerdo y estadía
en el corazón sutil del mediodía
Aquí el patio entre calores y encuentros
recuenta el amor que no es del olvido

Ya sin penas ni cosas ínfimas me declaro feliz en la paz de mis huertos…
La Rioja vive su simpleza en el alma de las cosas…
El mate viejo pinta su verde yerba y comparto sentires desde mi silla de cuero.
El incienso rojo del atardecer bendice las oraciones de las viejas…

Ya el crepúsculo rompió todos sus fuegos…
Y no queda nada más que una joya de plata que se pule a la luz de la luna…
Canto en la noche escondido en la morada uva de un jubiloso vino…
Si me voy es para andar caminos,
pero prefiero quedarme esta noche casi como adormecido…

Fernando Castaño
La Rioja 16/07/2020 [7:41 p.m.]

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas