Daga

Quisiera sacarme los hilos azules de las manos
escupir la sangre de mi boca
cavar en mi herida para plantarla en sus vidas
y buscar su dolor para apretarlo y que sangré.
Pero solo me quedo

Me quedo de pie viendo mi vida pasar
las risas rodearme y ver sus esencias de lejos,
su humo de buenos mezclado con soberbia
y mis lágrimas de dolor disfrazadas de alivio
Pero en mi alma arde una llamada de dolor,
de odio, rencor y una pizca de compasión

Quiero gritar que quiero paz, ¿no?
¿O solo quiero que entre sus palabras se dibujen hojas ardientes que les quemen las mejillas?
¿Qué escupan dolor y coman cuchillas con sus peores recuerdos? ¿O que la vida les apuñale la espalda con sus anhelos?
No… Sólo quiero marea azul subiendo por mis pulmones…
O venganza (tal vez)

Quisiera sacarme las gigantes nubes del cerebro,
soplar lo gris de mis días y vivir entre lo marrón
¿Quisiera?
Quizás si desdibujo la constante y solemne herida,
quizás ahí pueda verte y dejarte.

Quisiera poder tenerte y escupir dagas mientras el agua azul se vuelve blanca
Mientras gritas piedad y caes en ansiedad,
clamas disculpas
quieres paz.

Quisiera sacarme los hilos rojos de las manos
y escupir la sangre roja,
para poder atarte la boca y dejarte nula.

Related Articles

Responses