¡Culpar al destino!

¡Yo lo sé! Pero me es difícil aceptarlo, y entiendo perfectamente que ¡la excusa mas cobarde es culpar al destino!, aún así no lo culpo si fuera cierto, mas ya no sé que sucede en mi mundo, pues me siento triste, nostálgico y acongojado, y no sé como expresarlo. Si me dijeran ten Fé, ¿hacia quien lo tendría?, no lo se, posiblemente la vida me esta diciendo ¡ríndete!… Pero ¿rendirme ante que, yo preguntaría? Si todo lo que el destino me ha otorgado para bien o mal lo he respetado y nunca los he lastimado, porque conozco el dolor y la empatía pero nunca le he dado la satisfacción de darle mis lagrimas. No sé que sucede en mi mundo, siento que navego sin rumbo, como si estuviera esperando, y el tiempo corre y aun sigo las puertas tocando, sin esperanza ni destino, mi bote esta hundido y yo estoy flotando a la deriva, ya no se lo que es vivir, ni disfrutar de las delicias de la vida, y si lo se ¡la excusa mas cobarde es culpar al destino!
+4

Related Articles

Responses