¡Cuánto me enseñas!

Sobre una mesita erguida,
figurita alta y fina,
amado lucero y guía.
Con tu energía puedo ver
cuando al sol ya no se le ve.
Juntos al sueño vencemos.
Los textos llegan a buen puerto.
Yo despierto los espero,
y viéndolos me quedo.
Vivas siluetas me muestras
que mis sentidos despiertan,
y mi interior alimentan.
¡Cuántas cosas me enseñas,
hasta que el sol despierta!

0

Related Articles

aipai

Aipai! Os esperamos Lo vuestro fue… Minuto a minuto, Segundo a segundo, Lo vuestro fue.. PRÓXIMAMENTE EN LOS MEJORES CINES Aipai!,,,, Comprended Hay cosas en…

Responses

Ir a la barra de herramientas